Consejos para padres que no están casados: la coparentalidad

En la antigüedad la paternidad y el matrimonio iban de la mano, parecía muy raro ver una pareja divorciándose. Hoy en día el divorcio es algo muy común, y en muchas ocasiones es el caso de las parejas homosexuales, las madres solteras, las personas con problemas de infertilidad que recurren a la paternidad compartida sin tener ninguna relación entre sí, etc.

Ahí surge este nuevo concepto: la coparentalidad, en el cual se refleja la situación de dos personas que comparten paternidad sin tener ninguna relación amorosa.

Beneficios de la coparentalidad

  1. Mejor uso del tiempo

Criar a un hijo en solitario puede tornarse casi imposible. Además de que es una tarea exigente puede resultar casi un reto si es una persona sola la que se enfrenta a esto. En lugar de escoger la producción independiente, te aconsejamos que valores el asunto de la coparentalidad. De esta forma podrás compartir la responsabilidad con alguien más y dispondrás de más tiempo para poder criar a los hijos de la mejor manera posible.

  • Compartir responsabilidades

Existen decisiones importantes y difíciles con respecto a la educación de un hijo. Se debe velar por su bienestar y correcto desempeño en la sociedad. Se deben crear valores y exigir por un comportamiento adecuado. El niño va a contar con 2 figuras en las que podrá apoyarse si escoges la coparentalidad.

  • Estabilidad económica y personal

Será mucho más fácil para los padres afrontar la crianza del menor si se comparten sus gastos. Esto les permitirá a los padres además disponer de más tiempo para sí mismos y con ello podrán desarrollarse mejor en el ámbito profesional.

Consejos para los que escogen la coparentalidad

  1. Ambos padres deben asegurarse de que han escogido a la persona adecuada para compartir una responsabilidad tan grande.
  2. Los padres deben compartir valores y debatir sus perspectivas con respecto a la crianza del menor.
  3. Ambos deben llegar a acuerdos satisfactorios sobre asuntos complicados tales como custodia y manutención.
  4. Ambos padres deben mantener una comunicación diaria que les permita saber lo que pasa en el día a día del menor.

Por extraño que parezca cada vez son más las personas en el mundo que escogen esta opción para criar a sus hijos. Los niños criados en este tipo de familia no tienen por qué presentar ninguna carencia tanto afectiva como material. Lo primordial de cualquier familia debe ser el amor y la comprensión y este caso no es la excepción. Muchas personas que ya se habían dado por vencidas con respecto a la paternidad por no haber encontrado a la persona adecuada para mantener una relación amorosa, con esta opción podrán experimentar la sensación de tener y criar un hijo sin ningún inconveniente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *