El descanso activo en el trabajo promueve la productividad

El descanso activo es de vital importancia, suele asociarse al entrenamiento y los ejercicios para mantenerse en forma. Sin embargo, este tipo de descanso puede adaptarse al trabajo para mejorar la productividad. Al volver de un descanso o el almuerzo, es probable que sientas menos energía, lo que impide un buen rendimiento. Esto se debe a que no estás descansando correctamente.

En una rutina de entrenamiento y ejercicios físicos, el descanso activo es aquel que incluye actividades que no forman parte de ella pero que contribuyen a que el cuerpo se mantenga en movimiento. Por ejemplo, salir a caminar o andar en bicicleta. Este tipo de descanso le permite al cuerpo recuperarse más rápido para seguir entrenando. En el ámbito laboral, el descanso activo es de vital importancia, puede comprender cualquier actividad física y mental que se realice para mantener en funcionamiento el cuerpo y la mente en los ratos libres.

El descanso activa es de vital importancia. Pasear es una gran opción

La mente y el cuerpo necesitan descansar

Trabajar por horas sin tomar descansos es perjudicial para el trabajo. El nivel de concentración disminuye y eres más propenso a cometer errores. Muchas personas creen que tomar un descanso implica recostarse sin hacer nada, pero existen varias maneras de descansar en actividad. Aprovecha tus momentos de descanso en el trabajo para incorporar estas pequeñas actividades y volver a tu puesto renovado.

Descanso activo mental

Para despejar la mente, prueba resolver un crucigrama o una sopa de letras. Los juegos que requieren habilidades mentales son ideales para mantener en actividad tus capacidades cognitivas. En la actualidad, puedes participar de cualquiera de estos entretenimientos en tu teléfono celular, pero si también quieres descansar de las pantallas, recomendamos las revistas de pasatiempos que suelen reunir estos juegos. Concentrarte en estos pasatiempos es una buena manera de realizar un descanso activo, ya que le permite a tu mente poner en funcionamiento otras áreas del cerebro. Además, como se trata de una actividad entretenida, liberarás estrés y le darás a tu cuerpo una sensación de bienestar. De esta manera, podrás volver al trabajo con la mente despejada y lista para seguir trabajando.

Descanso activo corporal

En cuanto al descanso corporal, es una buena idea realizar una pequeña sesión de ejercicios en los ratos libres. Si tienes tiempo después de almorzar o durante los descansos de la tarde, aprovecha estos momentos para hacer estiramientos, ejercicios aeróbicos que no sean muy intensos y flexiones para mantenerte en movimiento. El ejercicio libera endorfinas, unas sustancias químicas que se asocian con la descarga del estrés. Realizar alguna actividad física leve prepara a tu cuerpo para seguir trabajando con más energía. El descanso activo es una de las mejores maneras de descansar. Actividades como los crucigramas, las sopas de letras y los ejercicios aeróbicos mantienen ocupados al cuerpo y la mente, preparándolos mejor para volver al trabajo. Así, se alcanza una mayor productividad laboral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *