La «cultura del like» en las redes sociales

Hoy las redes sociales han dominado las formas en que nos comunicamos e interactuamos con los demás. Se ha creado una cultura del like. El uso de las redes no se limita al campo laboral o académico: son también fundamentales en el desarrollo de nuestras relaciones interpersonales. A través de las redes sociales nos expresamos, compartimos intereses e inquietudes, pero también buscamos establecer un lazo afectivo, pues aspiramos a obtener el reconocimiento de las personas que son parte de nuestra vida. De ahí que la aprobación de nuestros followers pueda medirse a través de cuántos likes nos dan.

¿Qué es la «cultura del like»?

La cultura del like se refiere a una nueva forma de interactuar a través de las redes sociales, donde la aceptación se puede “medir” a través de «me gusta», los seguidores y las réplicas de estos en nuestras publicaciones. Un ejemplo del alcance de la cultura del like es el surgimiento de los influencers, quienes han encontrado en esta forma de interacción virtual un trabajo.

Sin embargo, el recibimiento en las redes no siempre puede resultar positivo y, en cambio, puede llevar al rechazo de los otros. De modo que darle demasiada importancia a los “me gusta” que recibimos o al número de seguidores que tenemos, así como tratar de cumplir con expectativas externas y un cierto modo de vida, puede llevarnos a padecer estrés, ansiedad o incluso puede afectar nuestra autoestima, ya que la presión social por ser popular en las redes sociales puede ser demasiada. Sobre todo si nos comparamos con los influencers, que son muy populares.

Cinco alternativas para dimensionar la «cultura del like»

Si bien no se trata de dejar de lado el uso de las redes sociales, sí se puede limitar su impacto negativo en la salud mental y en la autoestima. A continuación, te ofrecemos cinco alternativas para conseguirlo:

  • Recuerda que la aceptación personal y el amor propio deben anteponerse a las opiniones de los demás; todo comienza en uno mismo.
  • Ten en cuenta que la personalidad de los seres humanos no se reduce a lo que muestran en sus redes sociales ni su valor como personas depende de la aceptación o el rechazo.
  • Trata de no obsesionarte con lo que ves en las redes sociales, pues no refleja la realidad, sino una parte de ella.
  • Cuida y mantén tus relaciones interpersonales fuera de las redes sociales y no limites tu interacción con las personas que amas a lo virtual.
  • Si, aun llevando a cabo todo lo anterior, sientes que la presión de la cultura del like es demasiada, puedes acudir con un profesional de la salud mental que te brinde más herramientas para manejar la situación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *